sábado, 4 de abril de 2009

EXPLICACIONES CIENTIFICAS DE LAS LEYENDAS URBANAS


Desde la antigüedad existen esfuerzos por racionalizar los cuentos urbanos. Probablemente el primero fue Evémero de Mesene, creador de la tendencia exegética o hermenéutica conocida como evemerismo, que interpreta científicamente la existencia de dioses como fruto de un proceso de acumulación legendario, en torno a determinadas personas mortales reales como forma de agradecimiento a la labor heroica o beneficiosa de éstas.Psicológicamente puede servir como medio de aceptación entre un grupo de personas, necesidad de reconocimiento o sobresalir entre otros individuos de similar educación o entrenamiento, diversión, creación de canales alternativos de comunicación, rebeldía frente a fuentes oficiales o públicas, alarmar o infundar un temor absurdo. Poseen un interés social también las leyendas urbanas que documentan temores a las minorías o al poder establecido, al que se hace responsable de todos los males habidos y por haber.Algunos argumentos para desmontar leyendas urbanas son:• Las supersticiones sobre la enfermedad de la rabia dieron lugar a la leyenda del vampiro (sus síntomas son la hidrofobia o miedo al agua, y el temor a los reflejos del vidrio; el contagio por medio de la mordedura; la fotofobia o miedo a la luz del sol y la preferencia por los ambientes nocturnos; las mordeduras, la asociación con los murciélagos que transmiten dicha enfermedad, y la facultad de poderse transformar en fieros animales asociada a las convulsiones de la enfermedad y a las fuentes de contagio, etc.). Las perturbaciones causadas en el sistema nervioso y en el nervio óptico por las emisiones inaudibles de sonido de una cierta baja frecuencia causadas por corrientes de agua o aire o por vibraciones de aparatos eléctricos dan lugar a alucinaciones monocromas -de un solo color- en la visión periférica y a la creencia en fantasmas que se explican alternativamente como apariciones sobrenaturales.• La hipoxia cerebral y un bajo riego sanguíneo provocan alucinaciones autoscópicas cuyo origen se ha determinado en un punto concreto de la corteza cerebral; así como, según la hipótesis formulada por Carl Sagan, a la revisión de los primeros recuerdos del nacimiento (salir de un estrecho y oscuro túnel a una luz brillante (alucinación autoscópica), encontrarse a gente conocida -en realidad unas figuras paternas-, sentirse a gusto con las endorfinas de la leche materna, etc.) en una serie de alucinaciones que la mente adulta interpreta en forma mística, cual "experiencias religiosas" en el umbral de la muerte, cuando en realidad poseen una explicación científica más sencilla y realista. Por otra parte, muchas de las supersticiones urbanas ocultan algún tabú moral, ético, social o psíquico de difícil verbalización.• Los rayos esféricos provocados en las altas capas de la atmósfera, los globos meteorológicos o los ensayos secretos de vehículos a reacción de despegue vertical dan lugar a la creencia de ovnis, así como han sido vistos siempre históricamente en la forma de las aeronaves de su tiempo. Cuando los hermanos Montgolfier construyeron globos empezaron a avistarse extraños objetos circulares volando por toda Francia. Cuando los dirigibles empezaron a volar empezaron a verse cilindros con ventanas o cigarros alargados. Las pruebas de nuevos aviones, el estreno de series y películas de ciencia ficción como Ultimátum a la Tierra, el uso de drogas psicodélicas así como la paranoia de la Guerra fría, la posesión de misiles y de bombas atómicas y los avance DE la genética suscitaron el avistamiento de platillos volantes, los contactos con alienígenas y las religiones extravagantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada